Emplea tapping con estos sencillos pasos

En esta ocasión te explico cómo emplear dicha técnica, para que puedas realizarla en los momentos y lugares que más te acomoden

En nuestro post anterior te contamos sobre la fascinante técnica del tapping y sus beneficios en nuestra salud y calidad de vida (si aún no lo  has leído haz clic aquí), en esta ocasión te explico cómo emplear dicha técnica, para que puedas realizarla en los momentos y lugares que más te acomoden.

Para usar el tapping sólo hay que dos aspectos muy sencillos a considerar: la ubicación de los puntos donde se dan golpecitos y las afirmaciones positivas.

     1. Los golpecitos (tapping)

El EFT tradicional se realiza mediante golpecitos con la punta de su dedo índice y medio (con una sola mano). En el cuerpo existen muchos puntos de tapping, por lo que no importa el lado que se golpee (izquierda o derecha) ni la mano que se utilice,  es más, hay personas que utilizan ambas manos y todos los dedos para acceder a más puntos de acupuntura y también cubrir los puntos de golpeo más fácilmente.

Se dan golpecitos entre 5 y 7 veces. El tapping puede ser en cualquier orden y secuencia, siempre y cuando todos los puntos hayan sido cubiertos. Es más fácil comenzar de arriba hacia abajo para recordar todos los puntos.

Para este artículo vamos a explicar los básicos de ronda corta y son los siguientes:

a) El extremo interior de la ceja.

b) El lateral del ojo.

c) El hueso que hay debajo del ojo.

d) Entre la nariz y el labio superior.

e) La depresión que hay entre la barbilla y el labio inferior.

f) La punta del extremo interior de la clavícula.

g) Unos cuatro dedos por debajo de la axila.

h) Bajo el busto

 

     2. Enfocar el problema

Formular el problema con una frase sencilla y comprensible. Por ejemplo, si te duele la espalda, puedes decir: “me duele la espalda”. Mientras se pronuncia en voz alta la frase que se ha elegido, hay que golpear suavemente la serie de puntos del cuerpo mencionados.

La idea del tapping es revivir el problema para hacerlo salir a la superficie. Pronunciar la frase que lo describe es la manera de hacer salir el problema, y ​​los golpecitos lo eliminan.

 

  3. Uniendo todo

Antes de comenzar una sesión de tapping, debes decidir qué problema quieres tratar, y elegir una serie de frases que lo describan tal y como tú lo vives. Esto es muy importante. Tienes que elegir un lenguaje cotidiano y natural para ti, no rebuscado.

Por ejemplo, si no tienes trabajo, puedes elegir frases como: “no tengo trabajo”, “no encontraré nunca trabajo”, “la cosa está muy mal”, etc. Elige las frases que resuenen contigo, y que según tú, forman parte del problema. Pueden ser solo una, o más de una.

Después, para cada frase que hayas elegido, hay que hacer una ronda de tapping, que consiste en lo siguiente:

Primero hay que hacer una fase de preparación que consiste en golpearse continuamente el punto 0 mientras se dice en voz alta la frase “aunque ____, me acepto totalmente”, rellenando el espacio vacío con la frase del problema que hayas elegido. Por ejemplo: “aunque me duele el brazo, me acepto totalmente”.

A partir de aquí se utiliza solo la frase del problema (“me duele el brazo”, “tengo miedo a las alturas”, etc.). Mientras pronuncias la frase en voz alta, golpea suavemente el punto 1 con las puntas del dedo índice y del dedo medio. Golpea mientras dices la frase a un ritmo con el que te sientas cómodo.

Repite el paso 2 con los puntos del 2 al 8, diciendo la frase cada vez. Y ya está.

La cantidad de sesiones o rondas que requieres depende de cada problema y persona, a veces nos surgen otras emociones más profundas que debemos ir liberando, es como pelar una cebolla.  Lo bueno del tapping es que no cuesta prácticamente nada probarlo. Puedes hacer algunas sesiones de prueba y en poco tiempo verás cómo te va.

Si no obtienes los beneficios deseados, o tienes un problema traumático en particular, por favor no te des por vencido y considera consultar con un profesional de tapping.

Anímate a probarlo, parece demasiado simple pero esa es su maravilla. Te deseo una vida de bienestar  y libertad emocional.

Esmeralda Herrera
Esmeralda Herrera

Health y Business Coach

Curiosa por esencia, emprendedora multi pasiones, apasionada por el desarrollo del potencial humano. Health Coach del Institute for Integrative Nutrition of New York. Con estudios de Executive Coaching en Handel Group, EEUU, terapeuta en Emotional Freedom Thecnique (o tapping) y en Mindfulness.

No han comentado aún

Escribe un comentario

Tu email no será publicado.

0

Tu carrito